DELITOS CONTRA LA VIDA

firefox

Puede hacerla un particular (arts. 141 y ss. C.P. argentino) que castiga con una pena de seis meses a tres años a quien privara a otra persona de su libertad en forma ilegal, o puede cometer el delito, una autoridad pública.

La vida es el bien jurídico más preciado del hombre, ya que si éste falta los demás bienes carecen de sentido para él, y es también un bien jurídico que el estado necesita tutelar para proteger la existencia de sus habitantes, elemento esencial del estado, que además tiene la obligación de brindar seguridad.

El Libro Segundo, del Código Penal argentino, cuyo título es “De los delitos” comienza con el Título Primero llamado “Delitos contra las personas”, que a su vez, se divide en seis capítulos. El primer capítulo se denomina “Delitos contra la vida”, y es al que nos referiremos.

Dentro de los Delitos contra la vida, trata el Código Penal al homicidio simple en el artículo 79, para tratar del homicidio agravado en los diez incisos del artículo 80: por ser pariente (ascendiente, descendiente o cónyuge) por mediar alevosía, por haber mediado pago, por concurso de dos o más personas, etcétera. En el artículo 81 se trata del homicidio atenuado, ya sea por emoción violenta, preterintencional, a los que se agrega el homicidio culposo del artículo 84. Con desprolijidad, ya que también son delitos contra la vida, hay algunos que se tratan por separado. En el Capítulo Tercero trata del homicidio en riña (artículo 95) y en el Cuarto trata el duelo. El homicidio en duelo, está contenido en los artículos 97, inciso 2 y 98 inciso 1.

El artículo 83 trata sobre la instigación al suicidio, y los artículos 85 a 88 se dedican al delito de aborto. El artículo 85 inc.1, castiga el aborto practicado sin consentimiento de la mujer, elevándose la pena, si va seguido de la muerte de ella. El inciso 2 del mismo artículo castiga el aborto consentido por la mujer, que también se agrava si ésta fallece.

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://derecho.laguia2000.com/derecho-penal/delitos-contra-la-vida